fbpx
SINGAPORE - February, 2020: Worm's-eye or low angle view of several business and financial skyscraper buildings in Singapore.

Salvemos a la Propiedad Horizontal

Según ha aumentado la población, la densidad de la ciudad va en crecimiento.  Antes las personas tenían la ventaja de poder comprar una casa individual, sin otra responsabilidad que la de pagar la hipoteca (de existir) y los gastos de mantenimiento de esta propiedad, sin restricciones o limitaciones.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y cada día es más difícil encontrar viviendas individuales que no estén constituidas bajo el régimen de la propiedad horizontal, o peor aún, bajo la figura de “Asociación de Propietarios”, la cual en el presente es controversial, y no siempre eficiente.

La alternativa principal en estos tiempos, es la propiedad horizontal (vertical u horizontal), ya que presenta una solución de vivienda que normalmente establece una atractiva oferta de seguridad, aunada a la liberación del propietario de verse obligado a las responsabilidades de mantenimiento que una vivienda individual impone sobre el mismo y además por lo general existen supuestas amenidades que las hacen atractivas a aquellos que buscan una opción para su nuevo hogar.

Lo lamentable es que en este proceso se den malas prácticas que lleven a los propietarios al arrepentimiento por haber invertido en una propiedad horizontal.

Ante este escenario, los Gremios de Administradores, estamos aportando nuestro esfuerzo, en la búsqueda de medidas legales que protejan al consumidor que invierte en una propiedad horizontal, buscando una reforma integral a la Ley 31 de 18 de junio de 2010 y que se establezca una Junta Técnica, que exija y evalúe. requisitos especiales para el ejercicio de la administración de un bien inmueble.

El Proyecto de Ley 429 se ha convertido en una oportunidad para que se pueda elaborar un nuevo Régimen de Propiedad

La propiedad horizontal, rinde una función social ante la comunidad, ya que, con su régimen, asegura que los propietarios del inmueble actúen en concordancia con las normas y los Reglamentos de Copropiedad, liberando así a las autoridades locales de tener que lidiar con un mayor número de inconvenientes problemas vecinales.

El Proyecto de Ley 429 se ha convertido en una oportunidad para que se pueda elaborar un nuevo Régimen de Propiedad, que incluya los avances tecnológicos y que, a su vez, pueda corregir los procedimientos y situaciones negativas más comunes que surgen en propiedad horizontal, que hacen que los propietarios se sientan en un estado de indefensión.

Estos cambios dependen de la buena voluntad y compromiso de todos los gremios, grupos interesados de la sociedad y principalmente de las autoridades que tienen en esta, la oportunidad de oro para asegurar que la figura de vivienda más viable de la actualidad y del futuro, sea eficiente, atractiva y sobre todo jurídicamente segura para todos los que invierten en ella.